lunes, 17 de agosto de 2015

De puertas hacia fuera... Bruce Davidson

Seguimos nuestra particular colección de grandes fotógrafos de la historia con uno de los mejores fotógrafos “de calle” de los últimos 50 años. Hablamos ni más ni menos del gran Bruce Davidson.

Americano de nacimiento,  tuvo su primer contacto con la fotografía a los 10 años, cuando por su cumpleaños, su madre le montó un cuarto oscuro en casa para revelar. Fue entonces cuando este empezó a interesarse por el mundo de la fotografía y comenzó a fotografiar su barrio y alrededores…


Estudió fotografía en el Rochester Institute of Technology. Pero quizás lo que marcó un antes y un después en su vida profesional, fue su  primer viaje a París en 1958. Sería aquí cuando de la mano de Henry Cartier-Bresson entraría a formar parte de la ya famosa Agencia MAGNUM.

De sus primeros proyectos, los más famosos y los que más repercusión han tenido, son  “Brooklyn Gang”(1959) y ”The Dwarf”(1958).


En “Brooklyn Gang”,  Davidson retrata una joven pandilla americana autodenominada “The Jokers” en plena búsqueda de sus propios signos de identidad… El propio Davidson dijo:

“Yo tenía veinticinco años y ellos unos dieciséis. Podría haber sido tomado por uno de ellos. Mi forma de trabajar es entrar en un mundo desconocido, explorarlo a lo largo de un período de tiempo y aprender de él. En el momento en que se me permitió ser testigo del miedo, la depresión y la ira, pronto me di cuenta que yo también estaba sintiendo algo de su dolor. Al permanecer cerca de ellos, descubrí mis propios sentimientos de fracaso, de frustración y de rabia.




Cuando tenía 34 años, recibió una beca que cambiaria para siempre su vida y su fotografía. Con lo que recibió realizaría el proyecto “East 100th Street”(1967), el cual muestra los dos años de convivencia del fotógrafo con los habitantes de un bloque de viviendas del barrio de Harlem.


Esta zona, una de las más conflictivas en ese momento en Nueva York, fue considerada por Davidson como su propio “hogar” y dejó grandes frases como Salí de allí con algo mucho más valioso que las fotografías. Aprendí a ver la vida de otra forma”
Este proyecto fue expuesto en el MOMA en el 1970.



El mismo año que el MOMA exponía su trabajo del barrio de Harlem, Davidson volvía a ponerse manos a la obra con “Subway” (1970) una increíble serie de fotografías del metro de Nueva York.



Un duro trabajo debido al pesado equipo con el que trabajaba y a las condiciones en las que lo desarrollaba. El fotógrafo americano dijo:

“Para prepararme para el subterráneo, empecé una dieta especial, un programa de entrenamiento militar, y todas las mañanas corría por el parque. Sabía que tenía que entrenar como un atleta para ser capaz, físicamente, de llevar mi equipo pesado alrededor del subte durante horas al día. También, sabía que si algo me tenía que suceder allí abajo, lo mejor era que esté en buena forma, o al menos, eso pensaba. Cada mañana, metía mis cámaras, lentes, luces, filtros y accesorios en un pequeño bolso. En una chaqueta verde de safari, metía mis pases de policía y de subterráneo, unos cuantos rollos de película, un mapa del metro, una libreta, y un álbum de fotos de las personas que ya había fotografiado.”


Ya en los años 90 presentó su proyecto “Central Park” que significó un fantástico homenaje a la ciudad de Nueva York.


No pasó desapercibida tampoco su faceta como director de cine. Dirigió los dos cortos, "Living off the Land"  y "Singer’s Nightmare and Mrs. Pupko’s Beard ", las cuales fueron galardonadas con varios premios.

Quizás el trabajo de Davidson sea recordado por varios motivos, pero sobretodo se le recordará como “el hombre que humanizaba todo lo que retrataba”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada